No existen bosques incólumes en toda Europa. La acción homínida sobre cualquiera de ellos se ha venido repitiendo durante el último millón y medio de años, cuando se empezó a usar el fuego como herramienta…