Desde la antigua Selambina fenicia a la actual Salobreña muchas cosas han podido cambiar además de la apariencia de su nombre. Pero el bastión rocoso, el acantilado imbatible por el mar, aún permanece y el…