La región desconocida de Tailandia: Isaan

Tailandia, el país de las sonrisas. Famosa por las paradisíacas playas de sus islas, los majestuosos templos de Chiang Mai, las fiestas de Pattaya o de Pukhet, la cosmopolita y asfixiante Bangkok. Cada año viajan millones de turistas desde todos los rincones del mundo, para conocer y sentir cada uno de estos lugares. Pero ¿qué hay de Isaan? La región más grande del país y en cierta medida la menos conocida, la más olvidada, la apartada del envoltorio turístico que son las demás ciudades.

Y es que en ese viaje por la desconocida Isaan, llegué hasta la provincia de Sakon Nakhon, que hace prácticamente frontera con Laos y de la que recibe una gran influencia. Como os relaté en mi parada por el pequeño pueblecito de ThaRae. Una provincia que oculta muchos rincones fascinantes, uno de ellos es el famoso lago Nong Han.

El Lago Nong Han, hijo del río Mekong

Uno de los lugares que más ganas tenía de poder ver con mis propios ojos era el Lago Nong Han, básicamente porque es quizás el lago más importante de noroeste de Tailandia y nace de algunos afluentes del famoso río Mekong, que como cinéfilo he visto en innumerables películas y series de televisión. Por lo que poder verlo en primera persona significaba mucho para mi. Era como adentrarme en lo más profundo de esta región asiática y sin duda no me defraudó.

ThaRae, se ubica alrededor de este singular lago por lo que para llegar a él no tuve que desplazarme mucho, simplemente unos pequeños minutos desde el pueblo. El lago es el corazón de esta aldea, siendo uno de los más importantes puntos de ingresos para los habitantes de la misma y una forma de ocio también, porque el lago cuenta con una especie de paseo marítimo que lo rodea en parte.

Mientras paseábamos por sus alrededores, se podía sentir la tranquilidad, únicamente escuchábamos a los pescadores que se disponían a ir a faenar y al ganado que pastaba suelto sin preocupaciones, mientras el sol sofocante bañaba todo el paraje. Era espectacular, Sakon Nakhon en parte es una gran llanura rodeada de montañas y desde el lago podías ver como las montañas estaban al final del horizonte, como el verde de la vegetación y del lago se confunde, creando una atmósfera muy especial.

El lago estaba rodeado por una especie de paseo, como si de un paseo marítimo se tratara. Los locales me comentaban que a veces los jóvenes iban allí a montarse fiestas y a beber, por eso no era de extrañar ver botellas y latas en aquel paseo. Unos meses de visitar la zona, me comentaron que sufrieron unas inundaciones impresionantes, algo que no pasaba desde hace años. Lo que hizo que el cauce del lago creciera y ese paseo quedara muy maltrecho.

El parque natural: Nong Han Chaloem Phra Kiat

La Universidad de Sakon Nakhon, una de las mejores de todo Tailandia, puso en marcha un proyecto biológico con el que se construyó una especie de parque natural en una de las inmediaciones del Lago Nong Han, el parque Nong Han Chaloem Phra Kiat. Se plantaron una gran variedad de plantas naturales, especialmente bonito y destacado son las flores de loto que se pueden apreciar allí.

El parque es un retiro precioso, donde la tranquilidad se respira en cada rincón. Nosotros después de visitar el paseo, llegamos al parque, para darnos una vuelta después de comer. El parque es visitado por muchos tailandeses para disfrutar de un día pic-nic en familia y para los que quieren darse una paseo con la bicicleta. Hay unas especies de pasarelas de madera que te ayudan a cruzar entre las lagunas.

Otro de los estudios biológicos que lleva a cabo la Universidad de Sakon Nakhon y una de las atracciones más importantes del parque son los cocodrilos. En el corazón del espacio se encuentran encerrados en unas especies de jaulas, unos cuantos cocodrilos. Como dato curioso, en las inundaciones que tuvieron lugar unos meses después de mi visita, algunos de estos ejemplares acabaron escapándose, lo que suscitó aún más miedo en los lugareños.

Escuché que el parque ahora mismo está en fase de desarrollo. Por eso es gratuito su entrada, pero se espera que una vez esté finalizado se cobre algo por visitarlo. Sin duda ir a Isaan y poder visitar tranquilamente de lago Nong Han sin esas aglomeraciones de turistas, fue una de las mejores experiencias de mi viaje por Tailandia.