Todo lo que empieza termina algún día y finalmente mi idilio con Koh Tao llegó a su fin, tras una estancia en la isla de varios días, en los que tuve mi primer contacto directo…